0
Publicado 29 agosto, 2013 by en Alimentos
 
 

Gastronomía poblana de altura en Restaurante Angelopolitano

Por: Gabriela Torres Montesinos

gerardo quezadas

¡Qué chula es puebla! Y nadie le hace tanto honor a la frase como el chef  Gerardo Quezadas Orendain, Chef  y propietario del restaurante Angelopolitano. Ubicado en la calle de Puebla 317 colonia Roma norte, encontramos un recinto donde se le hace elogio a la gastronomía poblana, armonía perfecta entre la cocina casera,, el místico sazón de los claustros y un toque de modernidad.

A la entrada nos recibe la dulcería donde residen mermeladas hechas en las entrañas de la segunda casa del chef Gerardo: su cocina. Entre borrachitos, dulces de leche, merengues, brownies conviven las conservas de chabacano, fresa y demás sabores.

 haba

Ya dentro del lugar, la mesa esperaba con chiles chipotles y salsa a base jalapeños y aceite de oliva, mismos, provistos por el gastrónomo en cuestión.

De entrada te recomendamos las chalupas del portal de San Francisco, de pollo y cerdo, imponentes para abrir estomago y expectativas. Como primer tiempo hay carta abierta en caldos y cremas, tales como la sopa rústica de flor  de calabaza con elote y hongos con el picor justo y necesario para hacer de ésta un primer tiempo memorable.

sopa hongos

Para plato fuerte, en temporada no puedes dejar de pedir el famoso chile en nogada, deleite afrutado  ya que el relleno consta de almendras, piñones, duraznos, manzanas, peras, piña acompañado de la tradicional salsa de nuez de castilla, queso de cabra y demás elementos básicos en la cocina de Quezadas, este platillo nos hace pedir a gritos que Septiembre no se acabe nunca.

 chile

Angelopolitano se anuncia como experto en mole gourmet, y en definitiva esto es más que cierto; Si lo que buscas es confort servido en un plato, la pechuga de pollo rellena de queso de cabra y nueces con mole de higo es una verdadero bálsamo al paladar, y al alma, acompañada de arúgula fresca con aderezo y nuez.

 pechuga rellena de queso cabra con mole de higo

El agua de horchata con nuez de castilla es e complemento perfecto para tu comida de ensueño, balance adecuado entre lo dulce y la leche fresca. ¡Simplemente deliciosa!

Para finalizar, el café de olla con piloncillo junto a un delicioso pan de natas con rompope y nuez te remitirán al calor de hogar y una buena sobremesa.

No nos queda más que decir ¡Buen provecho!