3
Publicado 17 octubre, 2013 by Jorge Aguayo en Mira
 
 

Café pendiente

Por: Jorge Aguayo

Captura de pantalla 2013-10-08 a la(s) 3.16.36 PM

Mi amor por el café y por este país se unieron hace algunos días cuando me topé con esta iniciativa que tiene el potencial de ayudar a miles de personas a comenzar su día o simplemente hacerles su camino más llevadero. Hoy te hablaré del café pendiente.

Todo empieza con un cuento de Tonino Guerra…

Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa.
Luego entran dos personas:

– Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres pendientes.
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van.

Pregunto:
– ¿Cuáles son esos “Cafés pendientes”?

Me dicen:
– Espera y verás.

Luego vienen otras personas.
Dos chicas piden dos cafés y pagan normalmente.

Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:
– Tres son para nosotros, y cuatro pendientes.
Pagan por siete, se toman los tres y se marchan.

Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos.

Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:

– ¿Tienen algún “café pendiente”?

El Café Pendiente llega a México a través de un grupo de mexicanos comprometidos a hacer de este país un lugar mejor a través de una acción tan simple como dejar un café pagado para que alguien que lo necesite lo pueda disfrutar. La primera vez que escuché y comenté de esto a un ser muy querido inmediatamente descalificó mi idea diciendo: “Te imaginas el número de personas que se van a aprovechar en nuestro país”, aquel día quedé completamente desmotivado, hoy después de reflexionar un poco tengo el perfecto argumento, una frase que mi abuela me enseño cuando era muy pequeño “haz el bien sin mirar a quién”.

Consumidores, empresas, cafeterías, fondas y restaurantes son bienvenidos a unirse sin importar su ubicación en la república. En cada rincón de México queremos que quede un café pendiente en espera de ser disfrutado por una persona que realmente lo necesite.

poster-mex1-bis3

Ayúdanos a demostrar que los cafés pendientes pueden invadir México y ayudar a miles de personas en necesidad. Si quieres unirte a esta maravillosa iniciativa, puedes entrar al sitio web para mayor información o consultar su cuenta de Facebook o Twitter. Estoy absolutamente convencido de que podemos hacer llegar esta iniciativa a todo el país, muchos contamos con tu apoyo.

¡A seguir tomando buen café y dejar pagado uno más!


Jorge Aguayo

 
Recomendador apasionado, me siento en la mesa donde me agarre el hambre, siempre esperando sea un lugar limpio, rico, justo y complaciente. Tengo 25 años de experiencia en operaciones y servicio al cliente. Este espacio existe para hacer valer los derechos del consumidor.