0
Publicado 22 enero, 2013 by Patricia Cabrera Rosas en Actualidad
 
 

¿Cómo duerme un presidente?

Es lo que aprendí esta última visita que hicimos al hotel Camino Real de Polanco en DF. Todos conocemos el hotel, su fama y lujo gozan de gran popularidad en la ciudad, pero ¿Sabían que posee una de las suites más lujosas de México? ¡Así es! Se trata de la Suite presidencial Guadalupe Victoria, que obviamente le debe el nombre al primer presidente de México.

Éste pequeño y modesto aposento, -nada puede estar más alejado de la realidad.  Está dividido en 2 niveles: en la planta de abajo, cuentas con comedor para 12 personas, en donde puedes ofrecerle a tus invitados una deliciosa cena confeccionada por el equipo culinario de Camino Real y ambientarla por un músico tocando el hermosísimo piano de cola larga.

Después de una intensa tarde de compras por Masaryk, que mejor que regresar a tu suite para relajarte, en la sala Tv y admirar el jardín con alberca (obviamente privada, por eso de no querer compartir agua con los demás mortales, digo huéspedes del camino real).

Si ya estás muy cansado de tus compromisos sociales, en la planta alta se encuentra la habitación principal, con una comodísima cama King size, y claro sabanas de algodón egipcio de más de 400 hilos. Si eres un adicto al trabajo cuenta con su propio estudio, y por supuesto otra habitación “pequeña” para los pequeños. Todo esto con dos baños enormes, y por si sientes que le falta algo, uno de los baños cuenta con sauna, – por eso de la desintoxicación necesaria para empezar bien tu día.

Esta suite presidencial ha recibido a personalidades de la farándula como Alejandro Fernández y Marc Anthony los cuales nos cuenta Diana Miller directora de relaciones públicas y de promociones del Grupo Real Turismo, la solicitan para eventos familiares, o simplemente pasar la noche en la ciudad, ¡Claro! Si vas de gira ¿Cómo no hospedarte en esta suite?, el precio de esta joyita es algo que no puedo revelar, pero, si te animas a consentirte con puro lujo y estilo ¡te la recomiendo!

¡A comer y dormir bien se ha dicho!


Patricia Cabrera Rosas