0
Publicado 2 agosto, 2013 by en Actualidad
 
 

Un excelente fin de semana con todo: minas, vino y globos…

Por: Diana Serratos

la foto (46)

Un excelente FIN DE SEMANA con todo: Minas, Vino y Globos…De paseo por Querétaro

Hoy querido Comensal, te voy a recomendar un paseo completo, todo un fin de semana fuera del DF, con actividades muy interesantes, para todas las edades, y  sobre todo con el valor que tiene para los que vivimos en ciudad, tener la oportunidad de visitar espacios abiertos, con aires limpios, árboles, flores, fauna y ríos es recomendable y reconfortante sano. Entonces vamos que te invito a  dar un paseo diferente.

¡Querétaro, lo tiene todo! Es muy cercano y después de esta visita te aseguro que lo que tiene, lo tiene bien.

El viaje puede ser muy despacio, tipo la historia de Los Autonautas de la  Cosmopista,  la historia de Cortázar, ¿la tienes?, te lo juro esta ruta da para eso. Y si no leíste el libro te lo recomiendo, una lectura fantástica, imperdible.

Yo hice mi paseo mucho más veloz pero igualmente encontré gente y lugares fantásticos, historias llenas de sabor, esfuerzo y color, propias del crisol mexicano.

Llegamos directamente a la Trinidad, un pueblito minero, con  Don Héctor, el concesionario de la mina de Ópalos que da vida al lugar.  El lugar está lleno de historias y piedras, son 1500 hectáreas con la mitad del suelo protegido. La mina está  subiendo, arriba del pueblo, el propio Don Héctor te sube en sus 4×4, indispensables para llegar. El trayecto es inclinado, estrecho pero seguro, se siente la aventura. El don aprovecha y te va contando del pueblo, de la mina, de los benefactores. Al Ópalo lo conoce bien, te dice como sacarlo, los colores y nombre técnico. Llegando a la mina el paisaje se vuelve colorado, la Tierra es roja. Debo destacar que la mina es a cielo abierto, no contamina y afecta la salud de los mineros. Además de ser un lugar abierto a quien desee trabajarla; la forma es hablar con Don Héctor, rendir un porcentaje de lo que se saca y mantener el área segura. La verdad quede sorprendida no solo con el lugar y  la forma de explotarlo también procuran mantener un consejo itinerante que es que regula los espacios, terrenos y actividades permitidas. No sé que tan bien funciona pero de que el lugar trasmite paz eso es seguro.

la foto (33)

En la mina, puedes hacer algunas pruebas de excavación que incluye el recorrido, a nosotros  Don Héctor,  y representantes del pueblo, nos convidaron con unas dobladitas, elotes  y  quesos de la región.

Las dobladitas son tortillas recién hechas bañadas en chile, así de simple son deliciosas, en especial las del pueblo de la Trinidad. No dejen de comerlas cuando estén por allá.

la foto (36)

De los quesos no quiero extenderme ahora, solo te comento que históricamente Querétaro es un gran productor de lácteos, y hace unos años ya se especializa en quesos, tipo europeos y nacionales, sus logros son notorios, ha recibido premios internacionales y es una industria consolidad y que está dando prestigio y sabor a la región. Para estos tengo una nota aparte, espérala.

la foto (37)

La hermosa ciudad colonial de Tequisquiapan fue el siguiente punto, a menos de 10 minutos de la Trinidad.

Tequisquiapan es limpio, tranquilo, de calles amplias entre casonas coloniales. Tiene la clásica plaza central con mercado, cabildo y cafés. La opción restaurantera es buena, encontramos cocina regional, algunas lugares internacionales  y una excelente oferta de quesos.

Hay un Museo del Queso y Vino, el cual visite antes de ir a comer.  Es pequeño pero te encuentras con maquinaria antigua y buena información sobre la elaboración del queso y vino. Hay catas guiadas y degustaciones. 

El trabajo en mimbre se destaca, encuentras artesanos por todos lados, los hay de fama internacional, cuyas hermosas canastas forman parte de los Globos, en los cuales se puede volar.

 

la foto (47)

Encuentras restaurantes por todos lados, desde pizzerías atendidas por italianos hasta puestos de antojitos con muy buena reputación. Me recomendaron los tacos de cabeza pero los dejé para otra ocasión, me incline por otro lugar, nuevo y que empieza a destacar.

Comimos en La Cumbancha, una propuesta gourmet, esta a unas calles de la Plaza principal. El lugar reúne artes visuales, música y buena cocina.

El chef mexicano Sergio Esquivel tiene experiencia internacional y sus platos son de vanguardia: cocina tradicional, productos locales y técnicas francesas o modernas -comentó-.

la foto (39)

Nos recibió muy bien con un agua fresca de granada, del árbol del patio, remarco.

La idea es usar lo que cultivamos, o lo que producen los vecinos, los locales comentó el chef y destacó la calidad de la carne en la zona , lo que pudimos comprobar con un costillar en salsa de pasilla, otra joya local.    La sopa que nos ofreció fue crema fría de aguacate y el postre una pirámide de chocolate, todo nacional.  La verdad, todo estuvo muy bien, sobre todo la esmerada atención y la propuesta integral del arte, me gustó.

Aún bajando la noche hay mucho por hacer, la oferta es buena, cine, teatro, más comida, paseos etc… Optamos  por salir a un winebar y empezar a probar tranquilamente algunos vinos locales pues al día siguiente teníamos Vendimia y Globos.

La oferta para pasar la noche  es varía, de hoteles con SPA y alberca techada a hostel donde se comparten habitaciones, pero si prefieres a unos kilómetros puedes acampar.

Muy temprano salimos a la aventura de volar en Globo, a unas calles de mi hotel en un acampado enorme. Caras de sueño y enormes manchas en el piso nos dieron la bienvenida.

De apoco todos nos fuimos despertando, Globos, gente y el otro sueño comenzó, el de volar, de ver todo pequeñito desde arriba, tocar el cielos sentirse parte de él. La experiencia es maravillosa, inenarrable, es de las cosas que te digo, no dejes de hacer si puedes, vuela, vuela, sin parar. El vuelo estibo a cargo de Vuela En Globo, empresa que local, que sale de este espacio y otros más, su página es www.vuelaenglobo.com

Ahí encuentras toda la información y los teléfonos de contacto, hazlo, vale la pena.

El viaje siguió entre viñedos pero es un tema que da para una nota sola, al igual que hablar de sus quesos. Espero esta nota te invite a esperar las demás.

la foto (42)

Agradezco a el área de Turismo de Tequisquiapan.

www.tequisquiapan.gov.mx