0
Publicado 12 septiembre, 2013 by Jorge Aguayo en Mira
 
 

Gana botellas de vino

 KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Este que es el blog más apetitoso de la red (eso dicen mi mamá y mis tías), voy a regalar una botella de vino cada semana como agradecimiento a todos nuestros lectores por sus visitas y recomendaciones.

Este comensal decidió que en vez de optar por pagar a otros publicidad para obtener visitas en este blog, prefiere traspasar esa inversión de manera directa a los lectores en forma de botellas de vino.

Aquí la dinámica que involucra a nuestra sección de la Recomendación del Día.

  1. No dejes de leer La Recomendación del Día. Ésta se publica diariamente a las 9:00 pm (hora de la ciudad de México)
  2. El segundo requisito es que vía Twitter hayas realizado alguna referencia de nuestras notas en los últimos 15 días. Una recomendación, alguna flor, un RT… Cualquier referencia positiva sobre cualquier nota cuenta.
  3. En algún momento de la semana, a una hora al azar, voy a hacer una pregunta en mi cuenta de Twitter que tiene que ver con nuestra recomendación del día. Si eres el primero en contestar correctamente y cumples con los requisitos anteriores automáticamente te ganas una botella de vino, cortesía del Comensal en DF.
  4. Voy a realizar esta dinámica cada semana lanzando la pregunta en cualquier momento. Así que, de nuevo, pendiente de mi Twitter.

Mi compromiso es y será siempre recomendar buenas experiencias alrededor de la mesa y ahora será recompensar también a aquellos que me leen. Así que ya saben, todos pendientes a nuestra sección de La Recomendación del Día.

¡Buen provecho!

*Reglas

– La entrega de la botella de vino será en nuestras oficinas ubicadas en San Miguel Chapultepec (somos vecinos de EPN por si gustas que le mande tus saludos).
– Si identificamos que la cuenta solamente se dedica a cazar premios, será descalificada automáticamente.
– Una vez que ganes una botella, en 30 días no podrás volver a ganar este concurso.


Jorge Aguayo

 
Recomendador apasionado, me siento en la mesa donde me agarre el hambre, siempre esperando sea un lugar limpio, rico, justo y complaciente. Tengo 25 años de experiencia en operaciones y servicio al cliente. Este espacio existe para hacer valer los derechos del consumidor.