5
Publicado 10 julio, 2013 by en Alimentos
 
 

Kopi Luwak – La curiosa historia del café más caro del mundo.

Por: Ángel Peláez

luwak_coffee_01
Foto: Time

Muchas veces el lujo raya en lo excéntrico o lo bizarro. La historia de Kopi Luwak, el café mas caro del mundo, pudiera ser un claro ejemplo.

Este peculiar café se obtiene a partir de granos que son ingeridos, procesados y posteriormente desechados por la civeta, un pequeño mamífero proveniente de países como Indonesia, India y China. Este amigo tiene una dieta basada en frutos rojos del café (que seleccionan solamente cuando están en su mejor punto) junto con otras frutas, pequeños mamíferos e insectos. Lo curioso es que la civeta no puede procesar los granos del café, pero logra cambiar sus propiedades y le permite tener más y mejor sabor.

El café se recolecta literalmente de las heces de la civeta y es posteriormente limpiado y tostado ligeramente para no alterar su sabor. Una vez molido y preparado, los expertos comentan que se saborea como un café de aroma muy poderoso pero paladar sumamente agradable, prácticamente sin toques amargos y con un sabor al final de la taza algo dulce.

El Kopi Luwak además de ser delicioso es muy cotizado alrededor del mundo ya que la producción anual global no supera los 500 kilos. Un kilogramo de Kopi Luwak cuesta alrededor de 900 euros, por lo cual está generalmente reservado para los verdaderos amantes del café.

Kopi-Luwak
Foto: sunshinegreen.blog.com

Independientemente de su origen, los procesos de recolección y procesamiento son artesanales casi al 100%. Las heces de la civeta son revisadas a mano y este café es tan buscado que incluso ya se han inventado mecanismos que simulan el proceso digestivo de estos animales para así poder obtener café Kopi de menor costo, aunque nunca de la calidad del original.

Si llegas a tener la oportunidad de probar este magnífico café no la dejes pasar. Si bien saber de dónde vienen los granos es un poco perturbador en principio, el proceso de preparación garantiza frescura e higiene. ¿Quién le invita una tacita de café a su servidor?