0
Publicado 20 febrero, 2013 by Jorge Aguayo en Actualidad
 
 

Osteria 8: Como el amor por la comida y el servicio, puede tener un desenlace feliz.

Osteria 8 Fachada

Osteria 8 Fachada

 

Constantemente la gente me pregunta, ¿cómo es que la mayoría de las veces tengo la fortuna de encontrar restaurantes en el DF interesantes y que valen la pena compartir con la comunidad? La respuesta es sencilla: escuchándolos a ustedes. Si se dan cuenta, constantemente pregunto por recomendaciones  para visitar, ya sea por zona o por tipo de comida, y efectivamente, así es como encontré este maravilloso lugar: Osteria 8.

Este lugar sin duda tiene una magia especial, muy especial, y es que es fruto del arduo trabajo de una pareja de emprendedores, chefs y amantes del servicio: Patty (México) y Stephen (Nueva York). Ambos decidieron abandonar el mundo corporativo y correr por el sueño de poner su propio restaurante, y el día de hoy, después de 3 años muy retadores para esta pareja de emprendedores, la fortuna les está sonriendo con muy buena cara.

Osteria 8., es un pequeño bistrot, cero pretencioso al que puedes llegar vestido como tú quieras. La especialidad son las pastas y pizzas; cuentan con una selección de vinos exquisita. Es un pequeño lugar, que de primera impresión, no esperas lo que va a recibir tu paladar, y te puedo asegurar que es muy probable que supere tus expectativas.

– “Sin temor a equivocarme, este lugar te da un gran valor por tu dinero”

Tuve la fortuna de conocer Paty y Stephen, dueños del lugar, ya que después de probar el primer bocado de la pasta exclamé: ¡Quiero darle un beso al chef por esta deliciosa pasta! A lo cual el mesero sonrió, y nos indicó que lo dueños eran vecinos de mesa, no me quedó más que soltar una carcajada y pasar a saludarlos. Más adelante nos invitaron a tomar una copa a su mesa, momento en que nació a mi parecer una bonita y sobre todo gastronómica amistad.

Me platicaron de su trayectoria como chefs de hoteles y de cómo decidieron cambiar su destino, lo que más me sorprendió aquella noche con la plática es el la pasión y el interés que ponen en la comida que preparan. Stephen comenta: “Me gusta ver la cara de mis comensales cuando prueban mi comida, si los noto satisfechos, es una gran motivación para mi”

“No me interesa tener mesas llenas, me interesa tener clientes satisfechos” -Patty

Nuestra conversación duró al menos un par de botellas de vino, y gracias a la compañía y sobre todo a la comida, me quedo con un excelente sabor de boca.

No me queda más que invitarlos a visitar Osteria 8..

Pizza de Higos y Jamón Serrano

Pizza de Higos y Jamón Serrano


Jorge Aguayo

 
Recomendador apasionado, me siento en la mesa donde me agarre el hambre, siempre esperando sea un lugar limpio, rico, justo y complaciente. Tengo 25 años de experiencia en operaciones y servicio al cliente. Este espacio existe para hacer valer los derechos del consumidor.