0
Publicado 15 enero, 2013 by Patricia Cabrera Rosas en Actualidad
 
 

Primera parada en la ruta de San Valentín: D´kirico.

Se acerca el 14 de febrero, una de las fechas más románticas del año. Eso quiere decir que los hombres romanticones y detallistas, se dan a la tarea de buscar los restaurantes más acogedores, y conmovedores del Df.  Así que para darte una ayudadita, de aquí al 14 de febrero te proponemos esta Ruta de San Valentín,  en la cual estaremos recomendando  los restaurantes más románticos en Df.

La ruta de San Valentín de Comensal en  Df. Empieza en un barrio enigmático  y totalmente aislado del frenesí citadino. En el famoso restaurante D´kirico en San Ángel.

Caminar por el barrio de san Ángel es sin duda mágico, me encanta como se entrelazan sus calles empedradas, y te guían por imponentes mansiones del siglo pasado, visitar sus museos y conocer los conventos que este barrio resguarda, es sin duda un plan perfecto para celebrar una fecha tan especial. Y para cerrar el día con broche de oro les propongo cenar en D´kirico, y así asegurar una velada inolvidable.

D´Kirico de entrada te conmueve, tienes como opción cenar en la terraza o en el interior. No te asustes por el clima, si te decides por cenar a la intemperie, tiene dispuestos calentadores o si lo deseas te pueden proporcionar una frazada.

La carta que se renuevan constantemente, ofrece platillos de cocina internacional, del más alto nivel y creatividad: algo que me pareció excelente, es que decidieron crear una nueva carta de vinos que fue estudiada hasta el más mínimo detalle para ofrecer vinos que enlazan perfecto con toda la oferta de cocina.

¿Ya estas más que decidió para festejar ahí con tu pareja? ¡Excelente! Déjame recomendarte  lo que probé en mi última visita.

De primer tiempo fue una degustación de entradas: una brocheta un poco agridulce  de duraznos deshidratados naturales y chamoy, llego en el momento justo para abrir mi apetito. Continúe con un portobello con lámina de jitomate, queso de cabra y pesto de albahaca y nuez, que me dejo fascinado; el queso de cabra sutil y cremoso combinó increíble con el pesto. Terminé la degustación de entradas con mi nuevo  ingrediente favorito de la temporada: la alcachofa, esta vez me presentaron los corazones de esta hortaliza marinados y en carpaccio. Una manera muy original y bastante interesante al paladar.

De segundo un muy SpacyTiber steak de atún sellado con costra de ajonjolí negro y un relish de mango con cebolla morada y especias. El atún estaba en su punto, bien dorado por fuera y rojo al centro, el platillo en conjunto es rico pero cuidado si no te gustan las cosas muy especiadas. Recuerda que, la comida de mar tiene muy buena fama para estas fechas romanticonas, así que puede ser muy buena opción.

Después,  un filete Mont Blanc en costra de pimienta sobre espejo de salsa de queso manchego español acompañado de puré rustico de papa. Un platillo bien balanceado, lo picante de la pimienta es atenuado por lo suave y untuoso del queso manchego, y siempre va bien el neutral puré de papa.

Finalice la parte salada con un filete las espadas. Bañado en salsa negra con un toque de finas hierbas acompañado de puré de camote dulce y puré rustico de papa. Lo que más me gusto de este platillo fue el puré de camote dulce, es un producto de temporada que recomiendo muchísimo.

La demanda dulce, fue cubierta con un  Budín de pasas y nuez con salsa de naranja y helado de vainilla, ¡qué postre más bueno! La textura del budín un tanto esponjosa y untuosa me encanto con lo ligero y cítrico de la salsa, y para rematar el helado de vainilla, toda una fiesta para los sentidos. Que por cierto, si quedaron súper llenos con la cena, compártelo con tu pareja, algo muy lindo para terminar la cena.

Esta fue la primera parada en la ruta de San Valentín, por los restaurantes más románticos en Df. No te olvides de dejar tu comentario, contándonos que tal te fue, o que otros restaurantes te parecen románticos en la ciudad.

 


Patricia Cabrera Rosas