2
Publicado 18 diciembre, 2014 by Jorge Aguayo en Mira
 
 

Reseña: Addetto en Satélite

IMG_7476.JPG

El Restaurante Addetto es un italiano muy conocido en el área de Ciudad Satélite, tenía una muy buena impresión de su cocina y servicio y por eso decidí regresar, sin embargo hoy fue un tanto diferente.

Durante mi visita me percaté de un par de cosas que me hicieron pensar que últimamente pudiera estar descuidado por parte de la gerencia.

Noté meseros poco atentos, me da la impresión de mientras nosotros esperamos un “Buenos días” ellos nos regalan miradas de “Más trabajo”. Algo que nunca puede faltar es que un mesero se acerque a una mesa sin saludar. Hoy hubo al menos 3 meseros que se acercaron a la mesa sin decir “Buenos días”. De hecho una mesa de servicio estaba bloqueando la silla en donde me iba a sentar y en vez de hacer espacio un mesero se reservó a decirme “espere un poco a que termine de montar estas mesas (vacías)”.

Reitero, mis comentarios aquí expresados son principalmente para crear conciencia de servicio únicamente, no es con el afán de quejarme porque “me vieron feo”. Soy un apasionado del servicio y el objetivo principal de este blog es que todos experimentemos en cabeza ajena y sobre todo que mejoremos.

Además de la falta de atención note descuidada la vajilla, una taza rota, otra sucia y una para servir leche estaban despostilladas. El piso está descuidado y parece que tiene cochambre además de las cintas anti derrapantes completamente acabadas. Un refrigerador de postres casi vacío da mal aspecto.

La cocina salió a salvar la experiencia, ordenamos unos huevos con machaca bien servidos y con salsa de la casa apetitosa, el único detalle fueron los frijoles que me dio la impresión que eran de lata.

Hoy los consumidores estamos más informados y cada vez somos menos fáciles de convencer para mantener cierta lealtad ante una marca, es por eso que invito a todos a siempre tratar de lograr los estándares que harán que nuestro negocio se mantenga a flote.

Mi sugerencia para el Addetto es que no descuiden su lugar y redoblen la atención con un buen servicio a sus clientes. Hoy antes de hacer esta publicación pregunté que opinaban del lugar y la respuesta es algo que refleja lo que acabo de escribir.

¡A comer bien se ha dicho!

Jorge


Jorge Aguayo

 
Recomendador apasionado, me siento en la mesa donde me agarre el hambre, siempre esperando sea un lugar limpio, rico, justo y complaciente. Tengo 25 años de experiencia en operaciones y servicio al cliente. Este espacio existe para hacer valer los derechos del consumidor.